Proceso pintado azul SilverMetal Poliuretano

Materiales necesarios

Fases para pintar guitarra eléctrica Azul SilverMetal.

1. Lijado del cuerpo de la guitarra con lija grano 240 y 400. Lijando siempre a favor de la veta de la madera  para no crear rayas al través.

2. Aplicación de la primera mano de NitorPOL Primer White o, el sellador blanco nos ayuda a alisar la superficie de la madera. Es la parte más importante de todo el proceso.

6. Dejar secar la guitarra entre 6-8 hrs

7. Lijado con lija grano 400

8. Aplicación de la segunda mano de NitorPOL Primer White en el cuerpo de la guitarra

9. Dejar secar la guitarra 12 hrs

10. Lijado con lija grano 400 y 800

11. Aplicación del NitorPOL Silversparkle , se aplica una fina capa de efecto metalizado sobre el fondo blanco. Este metalizado resaltará el tinte azul con destellos sparkles.

12. Aplicación del NitorPOL Translucid Blue 

14. Dejar secar 12 hrs y aplicar NitorPOL Lacquer Gloss

15. Dejar secar 24 hrs y volver a aplicar otra mano de NitorPOL Lacquer Gloss. No lijamos ahora porque seguramente pelaremos el azul, por eso damos otra capa de acabado, que nos dará seguridad al lijar después.

16. Dejar secar 24 hrs  y lijar con lija 400 y 800 hasta eliminar todos los brillos y dejar la superficie lisa. Cuidado con los cantos y perfiles, y que es fácil lijar en exceso y pelar el tinte.

17. Ir aplicando capas de acabado con el siguiente procedimiento:

  • Aplicar siempre manos finas para que estire bien el material y no descuelgue
  • Rebajar el acabado entre un 10% a 15 % con disolvente medio  para que no cree piel de naranja (sobre todo con temperaturas altas)
  • Muy importante, el repintado del acabado debemos hacerlo con mínimo un día de secado entre capas para que cuando apliquemos las siguientes manos, no remueva la capa de abajo.
  • Lijar las últimas capas con lija grano 2000

18.- Para pulir hay que esperarse 8 a 10 días. Antes de pulir, lijar con lija 2000 añadiendo agua sobre el acabado y lijando siempre en húmedo y sin excesiva presión. Utilizar una pulidora de altas revoluciones y nunca ejercer excesiva presión sobre el acabado. Si sobrecalentamos el material nos quedará blanquecino.